Anatomía del Gallo Castellano

Anatomía del Gallo Castellano
Anatomía del Gallo Castellano negro un clic

Anatomía del Gallo Castellano:

 

En la Medicina Veterinaria Aviar, existen dos ramas;

 

Una que se ocupa del control de las enfermedades en las producciones comerciales de unas seis especies de aves gallináceas domésticas.

 

La otra que se centra en el tratamiento, frecuentemente de carácter individual, de aves de jaula, de pajarería, exótica y de vida libre.

 

Los veterinarios que trabajan la primera rama, requieren un conocimiento básico de la Anatomía de la Gallina o Aviar; que les permita comprender las características especiales de la fisiología, patología, examen postmortem y aspectos productivos de estas aves.

 

A continuación se hará una descripción de esta primera rama en base a la Anatomía de la gallina.

 

Para la segunda rama se harán algunos aportes para el conocimiento de estas aves exóticas.

 

Características Externas y Tegumento Común (piel)

 

Con relación a este sistema, la principal diferencia con los mamíferos, es la presencia de plumas.

 

Estas le dan la característica al cuerpo de las aves de aerodinámicas, unido a la transformación de las extremidades torácicas en alas.

 

Piel: Es fina, laxa y fácilmente desgarrable, presenta poca cantidad de vasos sanguíneos y nervios lo que comprueba su poco sangrado ante la presencia de heridas, a diferencia de los mamíferos.

Las aves parecen insensibles por tanto a la manipulación de la piel.

 

El color de la piel es generalmente blanco; pero puede ser menos pigmentada en las extremidades pelvianas desprovistas de plumaje.

 

Las crestas, barbillas y lóbulos auriculares,son crecimientos de la piel en diferentes zonas de la cabeza, son blandas y de carácter ornamental.

 

La dermis de estas estructuras es mas gruesa y más vascularizada ; pero la epidermis es mas delgada que el resto del cuerpo, lo que genera mayor facilidad de herida.

 

Los bordes de la barbilla se emplean para aplicar inyecciones intradérmicas.

 

Cerebro: La masa cerebral se halla menos desenvuelta en las aves que en los mamíferos. Los hemisferios del cerebro carecen de circunvoluciones, así como tampoco los une un cuerpo calloso; los tubérculos que dan origen a los nervios ópticos, son por su magnitud proporcionados a la extensión de las facultades visuales del ave, manifestase prominentes hacia atrás y a fuera del cerebro; en vez de ser pequeños y de estar cubiertos por la masa cerebral, como en los animales de orden superior.

 

Pico: Equivale a los labios de los mamíferos, constituye una cubierta protectora de sustancia córnea para los huesos premaxilar y nasal y para la mandíbula.

 

Esta sustancia queratina crece continuamente para compensar su desgaste.

 

Las gallináceas tienen un tipo de pico fuerte y curvado, propio para todos los fines, que les permite desgarrar carne lo mismo que comer semillas e insectos

Las escamas de los metatarsos y dedos, son placas epidérmicas cornificadas, similares a los reptiles.

 

Patas: Las gallináceas tienen las extremidades inferiores muy desarrolladas, distinguiéndose el muslo, la rodilla, la pierna, los metatarsos recubiertos exteriormente de escamas, los pies, los dedos armados de fuertes uñas y el espolón.

 

El contra muslo:Es la primera parte de la pata, sostenida por el hueso fémur, mientras que la segunda parte de la pata, llamada muslo está sostenida por los huesos tibia y peroné.

 

El tarso o canilla: Es la sección de la pata desde el muslo al pie, cubierta de escamas.

 

El color de la pata: (tarsos), intervienen dos genes : el responsable del color de la piel (W/w) y otro que inhibe o no la deposición de la melanina en la pata (Id/id, ligado al sexo):

 

• W – Id : pata blanca (más o menos rosada).

• W – idid : pata negra (en aves de plumaje negro)

                o azul (en aves de plumaje claro)

• wwId – : pata amarilla.

• wwidid : pata verdosa.


El número de dedos: En la pata queda determinado por el gen Po/po (polidactilia):

• Po – : cinco dedos.

• popo : cuatro dedos (normal)

 

El espolón ó Espuela: Es el arma de combate de los gallos, y consiste en una protuberancia córnea que nace en la cara interna del tarso y en su tercio inferior. En las hembras suele adoptar forma de botón.

Se desarrolla en la superficie caudomedial del metatarso del gallo. 

 

La eliminación de la papila del espolón en pollitos inhibe su crecimiento.

La longitud y anillos de este sirve de referencia para calcular la edad.

 

 

Las únicas glándulas anejas presentes en la dermis de las aves son:

 

Glándula de meibomio (párpado)

 

Glándulas holocrinas (Canal auditivo externo)

 

Glándula Uropigial.

 

Glándula de la cloaca.

 

La glándula Uropigiana: Es la más grande, bilobulada de unos 2 cm de diámetro, localizada dorsalmente a las vértebras caudales.

Su secreción la emite por dos orificios situados en el extremo de una pequeña papila cutánea.

La secreción es utilizada para la limpieza e impermeabilización de la piel y plumas.

 

Músculos de la región pectoral: son los motores principales del ala. El músculo pectoral es él más superficial, originado en la quilla del esternón y clavícula y se dirige a la superficie ventral del tubérculo dorsal del húmero. Su contracción genera el descenso del ala.

 

Músculo supracoracoideo: originado en el esternón y clavícula. Su tendón cruza dorsalmente el canal trióseo y luego cruza al otro lado de la cabeza del húmero para insertarse cerca de su antagónico.

 

Aparato Digestivo: Se encuentra constituido por orofaringe, esófago, estómago, duodeno, yeyuno, íleon, un par de ciegos y colon. Este último desemboca en la cloaca, que es un segmento final también para el aparato urinario y genital.

 

El hígado y páncreas secretan sus productos al intestino delgado.

 

Orofaringe: Este término se aplica a la cavidad que va desde el pico al esófago, ya que las aves no poseen paladar blando y por tanto no existe división entre cavidad oral y faringe como los mamíferos.

El techo de esta cavidad lo conforma el paladar, y el suelo la mandíbula, lengua y la elevación o prominencia laríngea.

 

No existen labios ni dientes, elementos que son reemplazados por el pico y el estómago muscular o molleja.

 

Paladar: Presenta una hendidura media larga o coana que comunica con la cavidad nasal. Mas caudal a esta se encuentra una hendidura infundibular, mas corta, que es un orificio común donde confluyen las trompas auditivas o de eustaquio.

 

Existen varias papilas mecánicas aisladas y dispersas o agrupadas en hileras, transversales, que ayudan a que el bolo alimenticio avance hacia el esófago.

 

En esta región son visibles los orificios de desembocadura de las glándulas salivares con relación a la hendidura coanal.

 

Lengua: Es de forma triangular, sujetada por un aparato hiodeo y no puede protruir al exterior. Se encarga de propulsar el bolo alimenticio a la vez que cierra la hendidura coanal.

 

La elevación o prominencia laríngea, se ubica caudal a la lengua; presenta una hendidura central denominada glotis, sin presencia de cartílago epiglótico.

 

Esófago: Situado entre la tráquea y músculos cervicales, pero pronto se desvía hacia la derecha. En la entrada del tórax, la pared ventral del esófago se expande y forma el buche (ingluvium) ubicado hacia la derecha.

 

El Buche: Almacena el alimento durante un periodo corto cuando el estómago muscular está lleno. El buche en las palomas y otras aves de pajarería producen la leche ingluvial, constituidas por células descamadas cargadas de lípidos que mezclada con alimentos ingeridos es regurgitada y administrada a los pichones.

 

Luego el esófago pasa sobre la bifurcación de la tráquea, ventral a los pulmones y dorsal a la base del corazón, y continúa con el proventrículo o estómago glandular hacia la izquierda.

 

El segmento caudal del esófago del pato presenta una cantidad de tejido linfoide denominada tonsila esofágica.

 

La presencia del buche permite hablar de un esófago anterior y posterior con relación a este.

 

Estómago: Está dividido por un estrechamiento en una porción glandular y muscular o proventrículo y molleja respectivamente. Ubicados en el plano medio en forma secuencial.

 

El proventrículo se ubica ventralmente al lóbulo izquierdo del hígado. En contacto con el esternón se encuentra la molleja al igual que con el hígado.

 

Proventrículo: Es fusiforme de unos 4 cm. Su mucosa está recubierta por un epitelio columnar secretor de moco.

 

Presenta una serie de elevaciones en su mucosa o papilas donde desembocan los conductos colectores de una serie de glándulas que producen ácido clorhídrico y pepsina.

Molleja: Tiene forma lenticular. Presenta sacos ciegos craneal y caudal. Cerca al saco ciego craneal se encuentra el píloro y origen del duodeno; a la vez que se comunica con el proventrículo.

 

La mayor parte del órgano se constituye de dos masas musculares que se insertan en dos centros tendinosos de superficie brillante situadas en las caras externas del órgano.

 

En aves que consumen semillas, la contracción muscular potente de la molleja aplasta y tritura los alimentos con la ayuda de las piedrecillas como una función similar de los dientes de los mamíferos.

 

intestino: Compuesto de duodeno, yeyuno, íleon y un colon muy corto, ubicado ventralmente al sinsacro y que desemboca a la cloaca. Presenta dos ciegos en la unión ileocólica y acompañan al íleon en forma retrógrada.

 

Duodeno: Se dispone en forma de asa duodenal dentro de la cual se dispone el páncreas y sus dos o tres conductos excretores que desembocan en el extremo distal del duodeno.

 

Del hígado proviene dos conductos, el hepatoentérico y el hepatocístico que desembocan cerca de los pancreáticos.

 

Yeyuno: Son asas móviles sostenidas por mesenterio. Presenta un pequeño apéndice o divertículo vitelino que era la antigua conexión del intestino con la vesícula vitelina (la vesícula vitelina persiste dentro de la cavidad corporal, después de la eclosión, para nutrir el pollito durante los primeros días).

 

En la mucosa yeyunal se pueden observar placas generadas por nodulillos linfáticos agregados.

 

Ileon: Continúa del yeyuno, sin clara demarcación considerando su origen a partir de los vértices del ciego.

 

Intestino Grueso: Compuesto por los ciegos y el colon. Los ciegos son largos, originados en la unión ileocólica y distribuidos en forma retrógrada a lo largo del íleon; al que se unen por los pliegues ileocecales.

 

El segmento proximal de los ciegos tiene una potente capa muscular oesfínter cecal con abundante tejido linfoide denominado tonsila cecal.

En los ciegos se genera degradación bacteriana de la celulosa. Las aves psitácidas carecen de ciegos.

 

Colon: De unos 10 cm de longitud termina en un ligero ensanchamiento de la cloaca.

 

Cloaca: Es un órgano común a los aparatos digestivo, urinario y genital y desemboca al exterior por el orificio cloacal externo.

 

Desembocan a la cloaca, el colon, ureteres, conductos deferentes o el oviducto izquierdo en diferentes niveles.

 

La cloaca se divide: secuencialmente craenocaudalmente en coprodeo, urodeo, proctodeo por dos pliegues anulares mas o menos completos denominados el pliegue cropourodeal y el pliegue uroproctodeal que separan las porciones cloacales de su mismo nombre.

 

Coprodeo: Es la continuación ampuliforme del colon donde se acomulan las heces, limitado caudalmente por el pliegue coprourodeal.

 

El urodeo y proctodeo se describirán con el aparato urogenital

 

Hígado y Páncreas: El hígado está formado por lóbulos derecho e izquierdo, unidos cranealmente. De mayor tamaño el lóbulo derecho y en su cara visceral se encuentra la vesícula biliar que no está presente en palomas y algunas psitácidas.

 

Este lóbulo derecho está perforado por la vena cava caudal. El lóbulo izquierdo está dividido.

 

Páncreas: Es alargado situado en el asa duodenal formado por dos lóbulos, uno dorsal y otro ventral conectados distalmente. Posee dos o tres conductos que llevan el jugo pancreático al duodeno.

 

Bazo: De forma esférica, de unos 2 cm, de color marrón rojizo. Es triangular en el pato y alargado en el periquito y oval en la paloma.

 

Aparato Respiratorio: Difiere considerablemente en el de los mamíferos. No posee diafragma y la respiración es activa (con gasto de energía),ver aparato respiratorio de la Gallina Castellana.

 

Cavidad Nasal

 

Orificios nasales: Se ubican en la base del pico con una cubierta córnea que sobresale denominada el operculum. Existe un tabique intermedio y se comunica con la orofaringe por medio de una coana como los mamíferos.

 

Presenta cornetes nasales rostral, medio y caudal. El conducto nasolagrimal es amplio y desemboca a la cavidad nasal ventral al cornete nasal medio.

 

Laringe, Tráquea y Siringe

 

La Laringe: Se eleva en la orofaringe formando la prominencia laríngea.

Presenta un cartílago cricoides y dos aritenoides, que generan la glotis.

Durante la deglución los dos cartílagos aritenoides se juntan y cierran la entrada a la laringe, ya que no existe cartílago epiglótico, ni pliegues vocales. Los sonidos son emitidos en la Siringe.

 

Tráquea: Compuesta de anillos cartilaginosos completos que se pueden palpar al lado derecho de la tráquea.

 

La tráquea se bifurca en dos bronquios principales ubicados dorsales a la base del corazón y luego penetran por la superficie ventral de los pulmones.

 

Siringe: Formada por la parte final de la tráquea y el segmento inicial de los bronquios principales.

Los cartílagos traquéales de la zona correspondiente a la Siringe son fuertes, mientras que en los bronquiales, faltan prácticamente en esta región.

Las paredes lateral y medial de los bronquios son membranosas y producen el sonido cuando se genera su agitación.

 

El pato y el cisne machos tienen una bulla ósea considerada una estructura de resonancia en el lado izquierdo de la Siringe

 

Pulmones: Son pequeños, sin lóbulos, de color rojo brillante, blandos. Situados bajo las vértebras torácicas y las costillas; las cuales generan impresiones o depresiones en la cara dorsal de los pulmones.

 

No cubren la cara lateral del corazón como si ocurre en los mamíferos.

 

No existe cavidad pleural y existe poca capacidad de expansión pulmonar.

 

Los bronquios principales: Penetran a los pulmones por la cara ventral, atraviesan los pulmones y en el borde caudal se continúan cada uno de ellos con un saco aéreo abdominal.

 

En la gallina cada bronquio principal emite de 40 a 50 bronquios secundarios clasificados como medioventrales, mediodorsales, lateroventrales, laterodorsales según la zona pulmonar que ventilan.

 

Existen cuatro bronquios: medioventrales originados del bronquio principal después de entrar al pulmón.

 

El primero da una rama para comunicarse con el saco aéreo cervical, el tercero se comunica con el saco aéreo clavicular y torácico craneal.

 

De los bronquios lateroventrales uno de ellos se conecta al saco aéreo torácico caudal.

 

Los bronquios secundarios generan de 400 a 500 parabronquios, en cuyas paredes se realiza el intercambio gaseoso.

 

El conjunto de estos parabronquios genera la porción funcional del pulmón denominada paleopulmón.

Las extensiones de la luz parabronquial generan los capilares aéreos, los cuales generan una red de asas interconectadas.

 

Estos capilares, se entrelazan con capilares sanguíneos generando la parte principal de la pared parabronquial sitio y estructura donde ocurre el intercambio gaseoso.

 

Los capilares aéreos son, los homólogos a los alvéolos pulmonares de los mamíferos.

 

Sacos Aéreos: Son dilataciones muy finas del sistema bronquial, extendidas mas allá de los pulmones en relación con las vísceras torácicas y abdominales.

 

Algunos divertículos de estos se penetran en varios huesos dándoles la característica de huesos neumáticos.

 

La gallina posee ocho sacos aéreos; son impares los sacos cervical y clavicular, y son pares los sacos torácicos craneal, torácico caudal y abdominal. En aves exóticas el cervical puede ser doble.

 

Saco Cervical: Presenta divertículos que se extienden a lo largo de las vértebras cervicales y torácicas.

 

Saco Clavicular: De mayor tamaño ubicado en la entrada al tórax, se extiende al esternón.

 

Sacos Torácicos Craneales: Ubicados ventralmente a los pulmones entre las costillas esternales, corazón y el hígado.

 

Sacos Torácicos Caudales: Ubicados mas caudales entre la pared corporal y los sacos abdominales.

 

Sacos Abdominales: Son los más grandes, ubicados caudodorsales a la cavidad abdominal en contacto con intestinos, molleja, órganos genitales y riñones. Sus divertículos penetran al sinsacro y acetábulo.

 

Los sacos aéreos intervienen en la respiración. El ciclo respiratorio en las aves es muy complejo y a continuación haremos solo una simplificación del mismo tratando de explicar el fenómeno de la inspiración y la espiración.

 

Ciclo Respiratorio:


Inspiración: Se contraen los músculos intercostales serrato y escaleno, las costillas se desplazan hacia delante y el esternón hacia abajo.

 

El aire pasa por la tráquea, luego a los bronquios primarios, luego a los sacos aéreos caudales (torácicos caudales y abdominales). Al mismo tiempo, el aire del ciclo respiratorio anterior pasa a los pulmones, luego a los sacos aéreos craneales (cervical, interclavicular y torácicos craneales).

 

Espiración: En esta segunda fase del ciclo respiratorio, se contraen los músculos abdominales, se comprimen los sacos aéreos, los caudales pasan su aire a los pulmones para intercambio gaseoso y el de los sacos craneales se expele a los bronquios primarios y tráquea.

 

 

Libros que os pueden interesar para empezar: publicidad.

 


Aparato Urogenital:

Aparato Excretor del Gallo Castellano
Aparato Excretor del Gallo Castellano un clic

Riñones y Uréteres:

 

Los Riñones: Son alargados, de color marrón ubicados en las caras ventrales de los coxales y el sinsacro. Cranealmente contacta con los pulmones.

 

Cada riñón se divide en porciones craneales, media y caudal por las arterias ilíacas externa e isquiatica.

 

El uréter se origina en la porción craneal. No existe pelvis renal ni corteza ni médula definida.

 

El uréter: continúa caudalmente hasta el urodeo. Su color es blanquecino por la concentración de uratos en la orina. No existe vejiga ni uretra.

 

El riñón se compone de lobulillos renales y estos de nefronas y redes vasculares donde se forma la orina a partir de la sangre.

 

Vasos sanguíneos de los riñones: El riñón recibe aporte vascular de las:

 

Arterias renales craneal, media y caudal: la primera se origina de la aorta y las otras dos de la arteria isquiatica.

 

Existen venas satélites y desembocan en la vena ilíaca común que va a la vena cava caudal.

Existe un sistema porta renal formado por las venas portales renales craneal y caudal.

 

Sistema Portarenal: Las venas portales reciben sangre procedente de las partes caudales del cuerpo y las llevan a las redes capilares intralobulillares que reciben sangre arterial de las arterias renales.

 

Existen conexiones con la vena mesentérica caudal; en los extremos craneal y caudal del sistema.

 

La mayor parte de la sangre de la vena mesentérica pasa por la vena porta hepática derecha y por el hígado antes de llegar al corazón.

 

Por lo tanto no se recomienda aplicar antibióticos inyectados en los músculos pelvianos, ya que parte del producto inyectado se podría excretar por los riñones, antes de llegar al corazón para distribuirse sistémicamente.

 

Sigue siendo por tanto la musculatura pectoral el sitio de elección para inyección intramuscular si se requiere.

 

Cloaca:

 

El coprodeo: Es la parte más craneal de la cloaca ya descrita en la sección de digestivo.

 

El Urodeo: Se limita del anterior por el pliegue coprourodeal  y está poco delimitado del proctodeo por el pliegue Uroproctodeal  poco elevado e incompleto ventralmente.

 

Los Uréteres desembocan en la pared dorsolateral del urodeo, dorsal a la desembocadura de los conductos deferentes. En la hembra el oviducto, se ubica similar en el lado izquierdo como el conducto deferente.

 

El Proctodeo: Se presenta corto y caudal de la cloaca que termina en el orificio cloacal o ano. En la parte dorsal se ubica el orificio que conduce a la bolsa cloacal o bolsa de fabricio; que es un acumulo linfoide con función similar al timo.

 

El orificio cloacal o ano: En su parte ventral, presenta en su superficie interna el falo o pene no protruible en los machos.

 

El falo se compone por un tubérculo medio y un par de cuerpo fálicos laterales de mayor tamaño.

 

Los cuerpos fálicos hacen protrusión en estado de tumescencia y los dos juntos forman un surco que recibe y canaliza el eyaculado procedente de los conductos deferentes.

 

Durante la cópula, el orificio cloacal sé evierte y el falo presiona sobre la mucosa cloacal de la hembra “ Beso cloacal ”.

 

El pavo macho tiene un falo similar al gallo. El ganso y el pato macho tienen falo que pueden protruir desde la cloaca; siendo de varios centímetros en erección capaz de introducirse en la cloaca de la hembra.

 

En pollitos de un día en ambos sexos se presenta una pequeña protuberancia genital en la localización del falo, siendo redondos en machos y cónica en hembras, le permite hacer el sexaje a personas expertas.

 

Aparato Reproductor del Gallo:

 

Las galliformes (gallos y pavos) presentan un órgano copulador poco desarrollado, a diferencia de las anátidas (pato y ganso).

 

En los machos, los testículos se adosan a los riñones, de cada testículo sale un conducto deferente, que desemboca en la cloaca. Algunas aves poseen una vesícula seminal.

 

Hay especies que tienen un órgano copulador, como sucede en los patos y los avestruces. El oviducto desemboca en la cloaca.

Aparato reproductor del Gallo Castellano
Aparato reproductor del Gallo Castellano un clic
Recogida Seminal en el gallo
Recogida Seminal en el gallo un clic

 

El sistema reproductor del gallo consiste en un par de testículos, epidídimos y conductos deferentes. Las aves carecen de glándulas sexuales accesorias.

 

Solamente unas pocas especies poseen una estructura peniforme (falo), en el piso de la cloaca.

 

Los testículos: De unos 5 cm de longitud, color blanquecino en actividad reproductiva y de menor tamaño y color amarillento en inactividad reproductiva o muda. Ubicados craneal al riñón, presentan una delgada túnica albugínea.

 

Se localizan en la cavidad abdominal, cerca del polo craneal de los riñones.

 

Presenta túbulos seminíferos que desembocan en la rete testis.

 

El epidídimo no se divide en cabeza cuerpo y cola y aparece sobre el testículo formado con conductillos eferentes.

 

El conducto deferente; que se inicia en el extremo caudal del epidídimo; acompaña al uréter hasta la cloaca donde desemboca en una papila en la pared lateral del urodeo.

 

El conducto deferente presenta un ligero ensanchamiento terminal denominado receptáculo, que en actividad reproductora el conducto se encuentra repleto de espermatozoides.

pares tienen forma arriñonada, son de superficie lisa y en general de color blanco cremoso.

Los testículos pueden variar de tamaño, dependiendo de la edad del ave y del estadio del ciclo reproductivo.

 

Ellos son pequeños y avasculares en aves inmaduras y grandes y vascularizadosdurante la estación reproductiva.

 

Los testículos pueden aumentar su tamaño de 300-500 veces durante la época reproductiva, mecanismo también regulado por los andrógenos.

 

más información en el apartado de la pagina Gallina Castellana negra. www.tri-tro.com Banco de Semen Gallinas Españolas

 

Órganos reproductores masculinos:

 

Corresponden a los dos testículos, los epidídimos, conductos deferentes y el falo o pene u órgano copulatorio.

 

Los testículos permanecen en su lugar de origen y está ausente el cordón espermático, túnica vaginal, y escroto. No existen glándulas genitales accesorias ni uretra.

 

El falo: Se compone por un tubérculo medio y un par de cuerpo fálicos laterales de mayor tamaño.

Los cuerpos fálicos hacen protrusión en estado de tumescencia y los dos juntos forman un surco que recibe y canaliza el eyaculado procedente de los conductos deferentes.

 

Corresponden a los dos testículos, los epidídimos, conductos deferentes y el falo o pene u órgano copulatorio.

 

El volumen de eyaculado del gallo no llega a 1 ml

 

El líquido seminal se elabora en el testículo y por las células epiteliales que revisten los conductos extratesticulares.

 

El orificio cloacal o ano:  en su parte ventral, presenta en su superficie interna el falo o pene no protruible.

 

Durante la cópula, el orificio cloacal sé evierte y el falo presiona sobre la mucosa cloacal de la hembra “ Beso cloacal ”.

 

El pavo macho tiene un falo similar al gallo. El ganso y el pato macho tienen falo que pueden protruir desde la cloaca; siendo de varios centímetros en erección capaz de introducirse en la cloaca de la hembra.

 

En pollitos de un día en ambos sexos se presenta una pequeña protuberancia genital en la localización del falo, siendo redondos en machos y cónica en hembras, le permite hacer el sexaje a personas expertas.

 

En las aves, la espermatogénesis se efectúa a temperatura corporal.

 

El aumento del foto-período, ya sea natural o artificial, inicia el desarrollo testicular y la producción de semen a través de la estimulación hipotalámica, que acciona factores liberadores de FSH y LH. En el espectro infrarrojo, la luz es más estimuladora de la función gonadal, que la azul.

 

Los testículos pueden aumentar su tamaño de 300-500 veces durante la época reproductiva, mecanismo también regulado por los andrógenos.

 

En el epidídimo, los espermatozoides sobrellevan un proceso de maduración en el cual adquieren movilidad. El conducto deferente es largo y plegado. Corre caudalmente, a lo largo de la línea media y paralelo al uréter.

 

Desemboca en la pared dorsal del urodeum por medio de una papila eréctil de 2-3 mm.

 

En su ampolla se almacena el semen previo a la eyaculación.

 

En su mayoría las aves de jaula no presentan falo, por lo que la cópula se realiza por eversión de la pared de la cloaca que contiene la papila del conducto deferente, el que transfiere el semen al orificio evertido del oviducto de la hembra.

 

El falo es diferente del pene de los mamíferos en dos aspectos: su mecanismo de erección es linfático, no vascular, y tiene una función exclusivamente reproductiva.

 

En el gallo, el volumen promedio de semen en la eyaculación es escaso (0,05-0,1 ml en psitácidos). Es extremadamente viscoso, debido a la alta densidad de espermatozoides por unidad de volumen y consiste solamente en las secreciones originadas en los testículos, epidídimo y conducto deferente.

 

Una vez eyaculado e inseminado dentro de la cloaca de la hembra, el esperma de las aves puede mantener su poder fertilizante por un período de varios días a semanas.

 

La capacitación de los espermatozoides no es necesaria para que la fertilización del ovocito tenga lugar.

 

La presencia de gónadas intraabdominales y la ausencia de falo en aves de jaula hacen que sea imposible determinar el sexo por las características externas.

 

En algunas especies puede haber diferencias en la coloración del plumaje entre sexos, pero la mayoría de las aves de jaula son monomórficas.

 

En cuanto al desarrollo de los caracteres sexuales secundarios del gallo, los andrógenos tienen importancia en el desarrollo de crestas, carúnculas, coloración del pico, cera, iris y en las vocalizaciones.

 

El resto de los caracteres sexuales masculinos parece ser producido por la carencia de estrógenos.

 

Más información en el apartado Aparato Reproductor del Gallo Castellano.

 

 

Cavidad Corporal:

 

En las aves no existe un diafragma que divida la cavidad corporal entre torácica y abdominal. Sin embargo esta cavidad corporal se divide en su parte craneal, en tres partes por dos septos, uno horizontal y otro oblicuo, los cuales son delgados y traslúcidos.

 

El septo horizontal: Se fija lateralmente a las costillas y medialmente a los cuerpos vertebrales torácicos, caudalmente contacta con el septo oblicuo. Limita la cavidad par ventral que contiene los pulmones.

 

El septo oblicuo: De mayor tamaño, se fija ventralmente al esternón, sexta y séptima costilla lateralmente y al septo horizontal y vértebras torácicas dorsalmente. Limita la cavidad par dorsalmente donde se ubican los sacos aéreos torácicos y cervical y clavicular.

 

Glándulas Endocrinas:

 

Glándula Hipófisis: Unida al diencéfalo, situada en la silla turca, similar a los mamíferos en su adenohipófisis y neurohipófisis.

 

Glándula Tiroides: Es par, de color marrón rojizo, ovalada de unos 10 mm de longitud. Localizadas en la entrada al tórax, caudalmente al buche.

 

Glándula Paratiroides: Son dos o tres a cada lado, de 1 – 3 mm, caudales a la tiroides.

 

Glándula Ultimobraquial: Más pequeña al lado de las paratiroides

 

Glándulas Adrenales: De forma ovalada o triangular, de unos 13 mm de longitud. Ubicadas en el polo craneal del riñón.

 

Sistema Circulatorio:

 

Corazón:  posee cuatro cámaras como los mamíferos. De forma cónica, ubicado en tórax entre los lóbulos hepáticos y cranealmente a ellos. Se fija al esternón por el pericardio fibroso.

 

El atrio derecho recibe las dos venas cavas craneales y la cava caudal única.

 

La válvula atrioventricular derecha está formada por una sola valva muscular y sin cuerdas tendinosas.

 

El ventrículo derecho se dispone rodeando el izquierdo, por lo que en sección transversal tiene forma de media luna.

 

Las venas pulmonares se unen y forman una sola antes de llegar al corazón al atrio ventricular izquierdo.

 

La válvula atrioventricular izquierda tiene tres cúspides con cuerdas tendinosas.

 

Arterias: Partiendo del tronco barquiocefálico, este se divide inmediatamente en arterias braquicefálicas derecha e izquierda que generan las arterias carótidas comunes hacia el cuello y las arterias subclavias hacia las alas.

 

La aorta emite las siguientes ramas principales:

 

Celiaca (estomago, bazo, hígado, intestino).

Mesentérica craneal (intestino).

Renal craneal (riñón, gónada).

Ilíaca externa (muslo).

Isquiatica (riñón, oviducto, extremidad pelviana).

Mesentérica caudal (intestino, cloaca).

 

Venas: Existen dos venas cavas craneales, satélites de las arterias braquiocefálicas y se encargan de recibir las yugulares y subclavias.

 

La vena yugular derecha es de mayor tamaño que la izquierda, visible a través de la piel. La vena yugular izquierda pudiera estar ausente.

 

Existe una vena ulnar cutánea o vena del ala utilizada para tomar muestras sanguíneas. Otras venas más relevantes y que hacen parte del sistema porta renal ya fueron citadas. 

 

Aparato Circulatorio Gallo Castellano
Aparato Circulatorio Gallo Castellano un clic

Estructuras Linfáticas:

 

Solo el ganso, la oca y el pato tienen nódulos linfáticos; un par cervicotoráxicos en la entrada del tórax y un par lumbar cerca de los riñones.

 

Los vasos linfáticos son menos numerosos que en los mamíferos, poseen válvulas y desembocan su linfa en las venas cavas craneales.

 

Existen agregados linfoides como la tonsila cecal, timo, bazo, bolsa cloacal o de fabricio donde maduran los linfocitos B responsables de la inmunidad humoral, todos ellos descritos a lo largo de este capítulo.

 

Sistema nervioso y órganos de los sentidos:

 

Encéfalo y Medula Espinal: el primero pequeño, algo mayor que los ojos. Los hemisferios cerebrales son piriformes con bulbos olfatorios, ambos hemisferios se separan por una fisura media y del cerebelo por una fisura transversa.

 

Los lóbulos ópticos: Son homólogos de los colículos rostrales de los mamíferos, en concordancia con el desarrollo de los ojos, son de gran tamaño. Presentan un quiasma óptico bien desarrollado.

 

La médula espinal: Es de unos 3 – 5 mm de diámetro y unos 35 cm de longitud, se extiende hasta el pigostilo a diferencia de los mamíferos que no llega hasta distal; presenta un cuerpo gelatinoso rico en glucógeno y con elementos gliales en su interior.

 

Algunos Nervios Periféricos:

 

Nervios Cervicales: el nervio vago acompaña la vena yugular.

 

El vago se observa dorsal al proventrículo.

 

Existe el plexo braquial y la mayoría de estos nervios se dirigen al ala.

 

Nervios Intercostales:

 

Nervio Intestinal: acompaña los vasos mesentéricos craneales.

 

Plexo Lumbosacro

 

Nervio Ciático: En la cara medial del muslo se puede examinar.

 

Ojo: Ocupa casi por completo la órbita.

Tiene forma ovalada por la tensión que genera el anillo escleral a diferencia de los mamíferos que es ovalado.

 

El párpado inferior: Es mayor y más móvil. El tercer párpado tiene el borde libre poco flexible.

 

Córnea: Delgada e incurvada.

 

Esclerótica: Está reforzada por una capa de cartílago transformada en un anillo de huesecillos junto al perímetro de la córnea.

 

No existe tapetum lucidum. El iris es de color marrón amarillento.

 

El iris: Tiene musculatura estriada al igual que los músculos ciliares y el dilatador de la pupila; por tanto, el ave ante un estímulo de luz directa puede controlar la contracción o diámetro de la pupila.

 

La retina: No posee vasos sanguíneos y presenta como característica una elevada cresta o pecten sobre el disco óptico proyectada al cuerpo vítreo.

 

Esta cresta tiene muchos vasos sanguíneos y se cree nutren la retina.

 

De los músculos extraoculares faltan el retractor del globo ocular.

 

El 100 % de las fibras ópticas de cada lado, pasan al otro lado a nivel del quiasma óptico, siguiendo el mismo lado (ipsilaterales); generando la no existencia del reflejo pupilar indirecto en animales sanos.

 

Oído: Está ausente el pabellón auricular, inicia con un meato acústico externo, recto y corto, con membrana timpánica grande.

 

El sentido de la vista en las aves es mucho más perfecto y complicado que en los mamíferos. En primer lugar el globo del ojo es más voluminoso a proporción del tamaño de la cabeza; la retina,o membrana sensible, es más densa, y del fondo del ojo parte otra membrana negra y rugosa que se adelanta hacia el cristalino, a la cual llaman peine.

 

Aunque la naturaleza de esta membrana no está aún bien determinada, algunos naturalistas la miran como una prolongación nerviosa destinada a dar mayor extensión a la facultad visual.

 

El iris goza de muy extensas contracciones, lo que comunica una grande movilidad a la abertura de la pupila, que es siempre circular. La córnea transparente es muy convexa, y el cristalino complanado, especialmente en las aves de rapiña, que se elevan a considerables alturas.

 

Además, tienen la facultad de poner más o menos convexos los medios transparentes destinados a refractar los rayos que se dirigen a la retina; esta también unas láminas óseas dispuestas circularmente y alojadas en el espesor de la córnea opaca, junto a su unión con la transparente, y sobre este círculo tiran cuando quiere el ave los músculos destinados a mover el globo del ojo.

 

Esta tirantez distiende y pone más convexa la córnea transparente, y también el cristalino y el cuerpo vítreo, de lo cual resulta una fuerza de refracción muy considerable.

 

Resulta también que el ave, que es necesariamente présbita, supuesto que desde grande altura divisa objetos pequeños, se vuelve a su voluntad miope cuando al abalanzarse a su presa tiene necesidad de distinguirla bien a medida que a ella se aproxima.

 

Finalmente, como complemento de esta maravillosa organización, la naturaleza ha provisto a las aves, a más de los dos párpados, de otro, situado en el ángulo interno del ojo, que puede cubrir la córnea a modo de una cortina y preservar la vista de una luz bastante intensa

 

El oído medio: La membrana timpánica está conectada por medio de la columella y sus tres apófisis cartilaginosas con la ventana vestibular. La columella es el homólogo del hueso estribo de los mamíferos.

 

El oído interno: Es similar al de los mamíferos, pero con una cóclea que no es en espira

 

Articulaciones y músculos esqueléticos:

 

La musculatura de las aves posee una mayor densidad de miocitos y menos tejido conectivo que la de los mamíferos.

 

La grasa intramuscular es más escasa y el color del músculo depende de la región corporal y la especie.

 

En aves voladoras la musculatura pectoral es muy roja, indicativo del gran número de fibras musculares ricas en mioglobina (metabolismo aerobio oxidativo);

 

mientras que en las aves que han perdido la facultad de volar, dicha musculatura es pálida, debido al predominio de fibras musculares blancas glicolíticas (metabolismo anaerobio).

 

Interesa destacar los músculos implicados en el vuelo.

Se trata de los músculos pectorales, integrantes de la pieza cárnica conocida vulgarmente como “pechuga”.

 

Generalmente se describen un m. pectoral superficial y un m. pectoral profundo,también referidos como músculos pectoral torácico y supracoracoideo, respectivamente.

 

El pectoral superficial se origina en la mayor parte de la superficie de la quilla esternal, clavícula y membrana esternocoracoclavicular y se inserta en el húmero, en su extremo proximal " cresta pectoral ".

 

Actúa como músculo depresor del ala durante el vuelo.

El m.pectoral profundo se origina en parte de la quilla esternal cubierto por el anterior;desarrolla un tendón que pasa a través del canal trióseo para insertarse en la superficie dorsal del extremo proximal del húmero.

 

Actúa como elevador del ala durante el vuelo.

 

Dicho tendón puede romperse por un traumatismo (choque contra una ventana, por ejemplo)y entonces es característico observar que el ave no puede levantar el ala.

 

En este caso es importante proceder a la reparación del tendón, ya que un vendaje del ala afectada conduciría a la formación de un callo óseo en el canal que acabaría con la función del mismo.

 

La musculatura pectoral debe ser siempre explorada ya que indica el estado nutricional del ave y puede ser usada para la aplicación de inyecciones intramusculares.

 

Se recomienda introducir la aguja en la parte caudal del músculo pectoral superficial, ya que la craneal presenta un mayor aporte sanguíneo y existe riesgo de introducir las sustancias en el torrente sanguíneo.

 

De entre los músculos propios de ala, destacar la descripción del m. extensorcarporradial.

 

Originado en el epicóndilo medial del húmero, su corto tendón de inserción se extiende sobre la superficie craneal de la articulación del carpo para terminar en la apófisis extensora del carpometacarpo.

 

Este tendón puede seccionarse en una de las alas para impedir el vuelo, ya que de este modo se limita la extensión de ala.

 

En el miembro torácico, además de los músculos, conviene resaltar la presencia del propatagio.

 

Se trata de un pliegue triangular de piel en la parte craneal del ala extendido entre las articulaciones del hombro y el carpo.

 

Su borde craneal está recorrido por el ligamento propatagial elástico. Para impedir el vuelo, a veces se recurre a una sección triangular de este pliegue.

 

También es utilizado para colocar las grapas que fijan anillas marcadoras en las anátidas.

 

En su superficie ventral puede evidenciarse la vena cutánea cubital, apropiada para venipuntura en su trayecto sobre la articulación del codo.

 

Respecto a los músculos del miembro pelviano, indicar que su función principal es la de mantener el cuerpo erecto y en equilibrio, además de estar al servicio de la locomoción, por lo que todos los músculos están bien desarrollados.

 

Pueden utilizarse para realizar inyecciones intramusculares, aunque siempre considerando que las sustancias administradas transitan por el riñón antes de incorporarse a la circulación sistémica, al existir en las aves un sistema venoso porta-renal.

 

Por otro lado, conviene señalar que muchas aves de percha y de presa presentan el llamado “aparato recíproco”.

 

Este sistema da lugar a una flexión de las articulaciones interfalangianas de los dedos del pie siempre que también esté flexionada la articulación del tarso.

 

Ello se debe a que los tendones de los músculos flexores digitales se tensan a su paso por la cara caudal del tarso cuando el ave se agacha, dando lugar a una flexión recíproca de las articulaciones

de los dedos.

 

Este mecanismo debe ser tenido en cuenta para desasir a un ave grande.

 

En la cara medial de la articulación del tarso puede reconocerse la vena tibial caudal.

 

Su trayecto subcutáneo resulta idóneo para venipuntura en aves de cierto tamaño. También con fines diagnósticos, como por ejemplo en la enfermedad de Marek, es interesante saber localizar el nervio ciático a su paso por el muslo, caudalmente al fémur y cubierto por la musculatura medial del miembro.

 

Señalar finalmente que es frecuente la mineralización de los tendones flexores de los dedos del pie (mm. gastronemio, flexores digitales superficial y profundo) y de los dedos de las alas, lo que radiográficamente debe ser reconocido como un hecho normal.

 

Los músculos del tronco tienen una importancia menor y los del cuello están muy desarrollados debido a la movilidad de esta región del raquis. Los músculos abdominales e intercostales quedan reducidos a delgadas láminas. 

 

Aparato muscular Gallo Castellano
Aparato muscular del Gallo Castellano un clic

 

Bibliografía:

Dyce K.M., Sack W.O. y Wensing C.J.G., 1991. Anatomía Veterinaria. Ed. Panamericana

Ede D.A., 1965. Anatomía de las aves. Ed. Acribia.

Grasse P.P., 1980. Zoología. Vol 4: Vertebrados. Reproducción, biología, evolución y sistemática. Ed. Toray-Masson.

Grifols J. y Molina R. 1994. Manual clínico de aves exóticas. Ed. Grass-Iatros.

Historia Natural, 1984. Vol. 1. Ed. Océano-Instituto Gallach.

King G.M. and D. Custance. Colour atlas of vertebrate anatomy: The Pigeon. Pp.: 5.1-

5.17. Ed. Blackwell Scientific Publications.

Krahmer R. Y Schröeder L. 1979. Anatomía de los animales domésticos. Ed. Acribia.

McLelland J., 1992. Atlas en color de anatomía de las aves. Ed. Interamericana.

Nickel R., 1977: Anatomy of the domestic birds. Ed. Paul Parey.

Sandoval J., 1976. Anatomía Veterinaria. Ed. Imprenta Moderna (Córdoba).

Schwarze E. 1980. Compendio de Anatomía Veterinaria. Tomo V: Anatomía de las

aves. Ed. Acribia.

Shively M.J., 1993. Anatomía Veterinaria, básica, comparativa y clínica. Ed. Manual

Moderno.

Sturkie P.D., 1967. Fisiología Aviar. Ed. Acribia.

Dr. Francisco Gil Cano.

Profesor H. Aguinaga.